Tráfico aéreo de Latinoamérica al Caribe crece casi diez por ciento al año

669
Foto: Enos Moura Filho

Con el impulso de nuevos servicio aéreos, el turismo desde Latinoamérica hacia el Caribe crece cada año aproximadamente un 8%, según datos revelados en el reciente evento Routes Americas 2012, en Nassau, donde se conoció que las aerolíneas latinoamericanas invirtieron 14 mil millones de dólares en nuevos aviones sólo el pasado año. Alex de Gunten, director de la Asociación de Transporte Aéreo de Latinoamérica y el Caribe (Latin American & Caribbean Air Transport Association, ALTA), dijo a la prensa bahamesa que, por ejemplo, los arribos a Nassau a través de Copa crecieron 38% en 2011, según datos de las autoridades locales de turismo. “Es importante que Bahamas cuente con Copa, pues la aerolínea cubre los mercados de Sudamérica. L

es permitirá a las islas acceso a todo ese tráfico y verán como el producto turístico bahamés es bienvenido en esos países”, dijo el experto a The Nassau Guardian. Recientemente, el ministro de turismo de Bahamas, Vincent Vanderpool-Wallace, expresó su deseo de contar con dos vuelos diarios de Copa para cubrir la demanda latinoamericana hacia el destino. “Hay muchos países sudamericanos que se conectan a través de Panamá.

Pienso que aún estamos rozando la superficie del potencial, en términos de penetrar mercados como Brasil o Colombia. Queremos que esos mercados cuenten con sus propios servicios directos, o tal vez vía Panamá”, dijo el funcionario. En ese contexto, Gunten no hizo afirmaciones sobre qué mercados de Latinoamérica emergerán en un primer momento como principales fuentes de turistas, pero sí subrayó que aerolíneas como Copa o TAM Airlines tienen hoy relativamente pequeña cuota de mercado en el Caribe, en comparación con las compañías estadounidenses.

No obstante, vaticinó que esa proporción cambiará dramáticamente en próximos años, basándose en el ritmo de crecimiento de la demanda y la inversión, al impulso de la expansión del PIB y el comercio en Latinoamérica, así como la reducción de la inflación, en un escenario económico que ha “incrementado el tamaño de la clase media y la cantidad de personas que viajan”.

De acuerdo con estadísticas de ALTA, el pasado año unos diez millones de brasileños abordaron un avión por primera vez, y en los últimos siete años unos 30 millones de habitantes del Gigante Sudamericano se sumaron al poder de consumo de la clase media. “A excepción de China, ese nivel de crecimiento no tiene rival en el mundo”, destacó el experto. Recordó, además, que en 2011 las aerolíneas de la región invirtieron 14 mil millones de dólares en aviones, y 35 mil millones entre 2006 y 2010.”La flota latinoamericana es más joven que la que está actualmente en operaciones en Estados Unidos, e incluso que la europea”, dijo, y señaló que “ha habido una gran inversión a nivel regional”. Solamente Airbus, según datos del fabricante europeo, registró en 2011 un récord en su gestión en Latinoamérica, con órdenes de 100 aviones comerciales por un valor de 9.500 millones de dólares a precio de catálogo, principalmente gracias a compañías como LAN, TAM, Avianca y Volaris.

Las noticias, en lo que va de 2012, hablan de que Avianca Taca firmó con Airbus un acuerdo para la compra en firme de 51 aviones ecoeficientes, de ellos 33 del modelo A320neo y 18 de la familia A320, el mayor pedido del A320neo en Latinoamérica hasta la fecha, mientras que Conviasa anunció que comprará 20 aeronaves a Embraer.

En medio de ese escenario de crecimiento, el titular de la ALTA expresó preocupación acerca del modo en que autoridades y reguladores se mantendrán al ritmo de ese rápido desarrollo. “En Europa fue primero la integración política, a la que siguieron, entre otras, la integración en el sector de la aviación comercial y la eliminación de barreras para hacer más fluidos los vuelos entre países.

En contraste, Latinoamérica aún está fragmentada”, dijo, y mencionó factores como la diversidad de regulaciones, licencias y certificaciones entre las naciones, que “aún hacen más caro e ineficiente volar de lo que debería ser”.

Fuente: www.caribbeannewsdigital.com